Conversaciones con Morgana y otras hechiceras (1)

Morgana: -Yo nunca tuve ese problema de la página en blanco, del bloqueo al querer escribir...
Ginebra: -¡Yo tampoco! Siempre que quise escribir, que me senté realmente a hacerlo, escribí. Entiendo que a la gente le pase y trato de distraerlos para que logren salir de sus parálisis sin darse mucha cuenta, pero a mí jamás me pasó. 

Morgana: -El tema es disponerse realmente a escribir ¿no?

Ginebra: -Sí: sentarse. Parar la voz del mundo. Tener derecho a perder el tiempo...




Ginebra: -No puedo poner ese disco [*] porque está asociado a mi novela trunca, y entonces siento unas ganas incontrolables, irresistibles de escribirla, de retomarla... 

Morgana: -Pero entonces está buenísimo: ¡ponelo! 

Ginebra (mortificada): -Nooooo, no puedo, no puedo dejarme arrastrar por la novela. No haría otra cosa, me perdería. ¿Y mis obligaciones, el sustento que en estos momentos no me da? 

Morgana (comprensiva, pero internamente en desacuerdo): -Sí, claro... 


[silencio]


Ginebra: -¿Te diste cuenta? "Trunca" es casi igual a "tranca". 


 


"El acto creador es peligroso porque la gente puede ir y no volver más. Por eso yo procuro rodear mi vida de personas sólidas, concretas, de mis hijos, de una empleada, de una señora que vive conmigo y que es muy equilibrada. Para que yo pueda ir y venir dentro de la literatura sin el peligro de quedarme allá. Todo artista corre un gran riesgo. Hasta la locura. Por eso debe tener cuidado". 

Clarice Lispector, entrevista para la revista Texturas


[*] Into the labyrinth, Dead Can Dance

Comentarios

vesna kostelich dijo…
jua jua jua jua!
sorjuana dijo…
No sé por qué efecto misterioso, pero tu risa justo aquí, en este post, también me da risa...
Será que sos de las otras hechiceras con las que converso, y siento que nos estás tomando el pelo por verte reflejada, ja ja!
sorjuana dijo…
Me impresiona darme cuenta (ahora) de que mi novela hace las veces de Lancelot, y no me puedo dejar arrastrar porque tengo deberes (de la realeza, digamos), pero en realidad es la pasión que llama. Muy loco. Y Morgana hace las veces de instigadora, empujándome a algo que me llevará al caos (supuestamente, o lo haría desde el punto de vista de la vida adulta, las responsabilidades, etc, no necesariamente de los intereses de mi Sí Mismo).
Jum...
vesna kostelich dijo…
Es risa de bruja, tal cual, de imaginarlas y de verme reflejada también... Por lo del dejarse arrastrar y por el compromiso espiritual y hasta FISICO con un proyecto literario(con el que tengo entre manos). Cómo hace esa gente tan juiciosa, responsable, capaz, que tira la casa por la ventana, se sienta y escribe con rigor, hasta el final? En este año de las 5 o 6 veces (y no más!) que retomé la escritura del bodoque, dos de ellas me descompuse de la impresión que me dió lo que estaba escribiendo. Así no voy a llegar muy lejos, jajaja...