De Levrero (1996). De Mario, no de Jorge.


Estás hecha con la sustancia de la Literatura y sos Literatura y no otra cosa. Eso no te impide hacer guiones para cine, pero no te olvides de la Literatura en ningún momento.
El trabajo tuyo, así como tu deber y tu placer, y tu potro de tormento, es la Literatura, y ninguna otra cosa.
No sigas mi ejemplo de escritor no asumido. Tenés que pasar a ganar dinero con la Literatura y con ninguna otra cosa. Está bien ganar dinero con la Literatura. Está mal no ganarlo.
Ahora bien: no ganarás dinero en este país con la Literatura, de modo que no debés publicar aquí. Tenés que publicar en lugares donde a los escritores les paguen lo suficiente para vivir, aunque sea para vivir modestamente. No lo conseguirás de ningún modo en Uruguay ni en Argentina (con la Literatura). Un libro tuyo bien editado, promocionado y distribuido desde un país civilizado, tendrá muy buena venta, y ya no tendrás que preocuparte por el trabajo.
Eso no quiere decir que tengas que irte del Uruguay, forzosamente. Podés publicar en otros lugares sin necesidad de irte, aunque puede costar un poco hacer los primeros contactos. Podría conectarte con algunos profesores que están en Universidades norteamericanas y que tienen un profundo conocimiento de la política literaria del continente (ya que no de otras cosas).
Pero si tenés que irte, no vaciles. Yo soy tu maestro y te digo que no tengo nada que enseñarte. Ya estás recibida de Escritora. Ahora sólo tenés que publicar lo que tenés escrito, ganar dinero con eso, seguir escribiendo y publicando y ganando dinero y después podrás morir en paz.
Un abrazo,
Mario.

Comentarios

lamaga dijo…
Emociona Gaby, mismo que sí...
morgana dijo…
muchas gracias ginebra!!!
sorjuana dijo…
Así que pasan por acá de cuando en cuando, picaronas...

Sí, sentí muchas ganas de compartir esto y recordármelo a mí misma. Aún tengo el papelito impreso en aquel momento, con su característica tipografía cuando contaba cosas importantes en Word (... con contraseñas que YA NO RECUERDO, en muchos casos!).
Suyfabi dijo…
El hombre este era un ser increíble. Solo alguien así podría decirte que es tu maestro, pero no tiene nada que enseñarte.
Por otra parte, leer esto en este momento me hace pensar que estás bien, con la autoestima algo más arriba o en ascenso... y eso me alegra infinitamente.
Un abrazo de bruja!
sorjuana dijo…
Sí, era un ser increíble. Por muchas cosas, cosas que no están en sus libros, por eso causó ese impacto brutal entre la gente que lo conoció personalmente (impacto que han malinterpretado críticos de pacotilla como "levrerismo" y rótulos de esos).
Gracias por dejar buenas ondas. Creo que las oscuridades no necesariamente tienen que ver con la autoestima, pero entiendo si no se entiende.
Qué bueno que pases de vez en cuando!
La Bruja Madre, como me dicen algunas