24.6.08

El morocho del Abasto, el ciudadano ilustre de Tacuarembó, el alma de Gardel

Entre tanta muerte falsa, una muerte a recordar de verdad

Adios Gardel!


Si no colgaba algo en homenaje a 73 años de tu muerte, gran Carlitos, Levrero me mataría o más bien me matará!

Solíamos llamarnos "Carlitos" el uno al otro, y firmar "CG" indistintamente. Éramos (somos) parte del alma de Gardel, como tantos otros conocidos y desconocidos....

Una de las dos canciones que quiero que suenen en mi velorio a modo de despedida es "Volver". Quizás porque en el fondo apuesto a la reencarnación.

No nos abandones nunca, y que siempre sean horas pares hasta el fin de los tiempos!




Sigan al Mago en Radio Clarín!

No hay comentarios.: