24.9.04

Encontré este otro...

Encontré este otro...

El 19 mencionaste el proyecto Astor por primera vez.
El 21 empecé a sentirme cansado y sin voluntad de caminar. En unos de mis paseos tuve que volver en taxi.
El 25 por la noche, mientras miraba una película en video con mi amiguita, se me hincho la barriga y comenzó un dolor en la panza, el hígado, la vejiga, los testículos y los riñones. Eso se fue atenuando muy lentamente, pero todavía hoy tengo molestias, y sigo hinchado. Diagnostico de Alicia, una casi inexplicable infección renal a consecuencia de arenillas perturbadoras.
El 26 por la noche llega tu foto.

Recién ahora me doy cuenta de toda la secuencia.

Por que, por que, por que, por que me haces somatizar tu embarazo??????

Espero que en unos minutos me desaparezcan todos los síntomas.

Astor no es el nombre adecuado. El nombre adecuado es Carlitos.

Padre, hijo, hermano


Padre, hijo, hermano


Esta es la única foto de Astor que llegaste a ver, a la semana de nacido. O sea, era verdad, lo comprobaste.

Para colmos, nació el 14 de agosto, funesta fecha de la muerte de tu padre y de tu madre en años distintos (me enteré luego, en La novela luminosa)

Una de las cosas cómicas de que te murieras en ese momento es que me hubiera gustado decirte: "¡¡¡Carlitos, no soportaste que yo tuviera *otro* hijo!!!!" (quiero decir, un hijo que no fueras vos)" No me diste ni quince días con Astor, que ya se te ocurrió morirte para llamar la atención, como diciendo: "¡¡¡O él o yo!!!" Pero... ¿qué estabas pensando, papafrita? Ya te había dicho que te iba a cuidar igual... claro, a lo mejor era un poco de omnipotencia de mi parte, y tu siempre tan sabio te diste cuenta de que la cosa no seria así. O dijiste "El alma de Carlitos nunca va a funcionar con un bebe demandante en el medio", que sé yo.

Como sea, esta es una broma privada que nos quedo pendiente...

Me acuerdo de tu reaccion cuando te enteraste que estaba embarazada, JUAS!:


At 25/03/2004 23:00, you wrote:


Eh! Casi me matas de un sincope! Nada de preparacion, de preaviso... Puf!

Es un truco fotografico???

No, seguro que no.

Con razon venias tan loca ultimamente...

Bueno, voy a tomar valium.

Cheeee....

Perdon: dejame descargar un poco las emociones: RATTLE RATTLE RATTLE BANG CRASH BANG BANG CRASH BANG (vueltas de carnero, varias) tirulirutirulirutirulirutirulirutirulirutirulirutirulirutirulirutirulirutirulirutirulirutiruliru
ARF ARF ARF CACKLE CACKLE CACKLE bang bang uiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Bueno.

Y ahora? ¿quien me va a cuidar? quien se va a ocupar de mi? quien me a enviar chicas maravillosas y sublimes? Como me las voy a arreglar sin alguien que me guie en este cochino mundo?

Es Astor o ´Astor?

Ya compraste el bandoneon?

Puf.

El valium ya me esta haciendo efecto.

Bueno, bueno, bueno, bueno, bueno... Tengo que pensar en todo esto.

22.9.04

Las narinas de algodon

Esto me lo mando Chl al otro día; ella me dio permiso de compartir sus mails con quien quisiera:

"Había por supuesto toneladas de personas, entre pocas veces al saloncito donde estaba el,una vez me quede un rato mirándolo y parecía un poco como su propia caricatura, eso me hizo sonreír, con esa mortaja de raso gris perla con voladitos, ese color de piel tan irreal que tienen los muertos, la cara rodeada de esa tela....asomaba la nariz, y le habían tapado las narinas con algodón, no sabia que se hacia eso....recordé que yo me le quejaba de que mis narinas eran demasiado grandes y el se moría de risa y me decía: lastima esos agujeros que tenés en la nariz....ahí estuve esperando un rato pensando: ¡ahora va a abrir los ojos y se va a reír de todos nosotros por boludos! ¡Y además nos va a putear de arriba abajo por semejante ceremonia!"

Me da risa

Me da risa darme cuenta de que tengo cantidad de anécdotas sobre tu propia muerte para compartir contigo. Serias el único que las entendería y les sacaría jugo. Prometo irlas contando. Chl dijo algo muy cómico sobre algodón en tus fosas nasales: te imagino puteando desde lo alto.

Hoy R, uno de nuestros alumnos, me pidió autorización para publicar en su revista la carta que les mande sobre tu muerte . Como fue algo espontáneo para la gente del taller, por supuesto di mi permiso, si es que sirve para algo pues no es realmente un homenaje como hubiera querido. Me han pedido que escriba en algunos lugares, pero no soy una periodista que informa sobre los hechos: este terremoto dejo una ciudad devastada y llevara años reconstruirla. Y nunca, jamas, jamas quedara igual.

Chr. también me escribió por unas grabaciones originales que te hizo y que sacan a la luz la necesidad de trabajar en la conservación de todo lo que hiciste por inspirar a la gente a sacar nuestras tímidas almas de su letargo y escribir. Espero recibirlas pronto para escuchar tu voz otra vez, no solo tus risotadas desde el cielo resonando en mi cabeza...

20.9.04

¿Dónde estás, Carlitos?

El otro día soné que me mandabas dos e-mails en respuesta a algunos mios que se habrían quedado por ahí. Yo me daba cuenta de que era imposible: ¿seria algún amigo tuyo que estaría utilizando tu computadora y en un acto de piedad me estaba contestando en tu nombre? Pero por algún motivo, por alguna certeza interior inexplicable, supe que eran verdaderos mensajes tuyos.

No se si llegue a abrirlos y a leerlos. ¿Podrías volver a intentar?